Placeres culpables (O ¿por qué nos enganchamos a series malas?)

Como es lógico, en el mundo de las series de televisión existen aquellas que son todo un bombazo, que tienen un argumento envidiable, unos efectos especiales increíbles y unos actores inmejorables. Como no podía ser de otra manera, también existen series de una calidad… dudosa, pero que aun así continúan encantando a la gente. Y no es porque exista gente que disfruta con efectos especiales mediocres y actores insustanciales (que la hay), sino porque a veces, simplemente, se le coge cariño a esa serie y a pesar de que sabemos que es mala, no queremos abandonarla.

Es el caso de, por ejemplo, Once Upon a Time, creada por Adam Horowitz y Adam Kitsis yonce-upon-a-time estrenada en 2011 en la cadena ABC. La base del argumento es muy interesante, pues eso de darles vida a los personajes de cuento que todos conocemos es una premisa atrayente y al principio la convertía en una gran serie. En su momento fue todo un exitazo y es estimable que después de seis temporadas vaya manteniéndose con un público fiel y entregado que no la abandona. Sin embargo, tras tantos años la trama de Once Upon a Time empieza a dejar bastante que desear. La gran cantidad de personajes que la forman son un batiburrillo encantador pero cansino, y a veces da la sensación de que los guionistas no saben en qué historia centrarse ni cómo entrelazarla con las demás tramas; por eso a veces se inventan historias que no tienen ni ton ni son dentro de historias ya formadas. Eso por no hablar de que no saben controlar los tiempos entre lo que viene siendo el mundo real y el mundo de fantasía, pues nada concuerda. En 2013 hicieron un spin off de la serie titulada Once Upon a Time in Wonderland basado específicamente en la historia de Alicia en el País de las Maravillas y no fueron capaces ni de hacer coincidir el tiempo que sucedía entre el spin off y la serie original.  Y eso sin olvidarnos de lo terribles que son algunos de los efectos especiales (por no decir todos) que utilizan junto con algunos de los vestuarios de los personajes.

No obstante, Once Upon a Time renueva temporada tras temporada con una audiencia más que notable, y eso se debe a que algo están haciendo bien. Las tramas, por muy insustanciales que sean, siguen teniendo algo que atrae a los espectadores y los personajes continúan guardando algo del encanto inicial que cautivó a los primeros fans de esta serie y que siguen disfrutando de ella episodio a episodio.

Ahora bien, también podemos hablar de Teen Wolf, una serie dirigida a un público adolescente, creada por Jeff Davis y estrenada en 2011 en MTV. En un primer momento fue pensada como una especie de remake de la película homónima que se estrenó en 1985 y que fue protagonizada por Michael J. Fox, pero a lo largo de los años Teen Wolf se ha convertido en algo más. No es que la serie sea mala, porque no lo es, o al menos no lo era en sus primeras temporadas; sin embargo, a medida que fue dejando de ser una serie del montón y fue creciendo gracias a la enorme audiencia que la sigue desde que empezó, ha comenzado a deteenwolfsvariar. Las tramas iniciales eran sencillas pero certeras, trataban precisamente de hombres lobo y de misterios relacionados con el mundo de la fantasía, pero de un tiempo a esta parte, o al menos en las últimas temporadas, lo que menos aparece son hombres lobo. Desde lagartos gigantes a druidas, hemos podido ver también a Kitsunes, Banshees, Berserkers, científicos locos y hasta los Jinetes del Apocalipsis. Un batiburrillo de criaturas fantásticas, cada una con sus propias leyendas y mitos, que poco tenían que ver con lo que pretendía ser Teen Wolf en sus inicios. Los protagonistas de esta serie están bien construidos pero las nuevas adquisiciones que se han ido sumando al elenco a veces parecen estar fuera de lugar. Les dan tramas sin mucho sentido y que no aportan demasiado al argumento principal, y aunque los efectos especiales no son los mejores, han mejorado mucho desde los inicios de la serie.

Y con Teen Wolf sucede lo mismo que con Once Upon a Time: renueva temporada cada año, pero el próximo verano se estrena ya la segunda mitad de la sexta temporada que supondrá también el final definitivo para la serie.

Por último debemos nombrar la serie más actual de esta lista (y quizá la peor): Shadowhunters. Basada en la exitosa saga literaria Cazadores de Sombras escrita por Cassandra Clare, la serie se estrenó el año pasado en Freeform y lleva ya dos temporadas en antena. Las novelas de Cazadores de Sombras fueron todo un éxito y por eso decidieron llevar la historia a la gran pantalla en 2013; sin embargo los fans de la saga no estuvieron contentos con esa adaptación y el rodaje de las siguientes entregas fue cancelado. Pero no contenta con el resultado, la autora aceptó entregar los derechos para e1ddaeec-4df1-4941-a639-5f06fb9fda30que se creara una serie de televisión sobre sus libros y, a pesar de los muchos defectos que tiene, se está haciendo un hueco entre los seguidores de la saga y los que ni siquiera la conocían antes de Shadowhunters. Pero tiene defectos, eso no se puede negar. Dejando a un lado las invenciones de la trama respecto a los libros, los efectos especiales son terriblemente decepcionantes. Quizá más en la primera temporada que en la segunda, en la cual se ha visto una levísima mejoría respecto a su antecesora, pero siguen estando ahí: el CGI es terrible, a veces da la sensación de que está hecho con Paint. Y eso por no hablar de las pocas dotes para la actuación de sus protagonistas; jovencitos que todavía no han salido del cascarón. Pero engancha. Tal vez por lo mucho que el público se ríe de lo mala que es o porque, en el fondo, los que se han leído los libros siguen teniendo esperanzas respecto a ella. Nunca lo sabremos.

Existen muchas series buenas. También existen muchas series malas. Pero eso no significa que no podamos pasar un buen rato disfrutando igualmente con ellas.

(Nota: ninguna serie ha sido maltratada durante la escritura de este artículo).

Escrito por Romina Martí
Anuncios

2 comentarios en “Placeres culpables (O ¿por qué nos enganchamos a series malas?)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s